viernes, 29 de febrero de 2008

Crecimiento y precaución


Crece la esperanza de un nuevo futuro en el que, por fin, podrás hacer las cosas tal y como crees que puedes hacerlas. Crece también la confianza en ti mismo. Crecen amores que antes estaban adormilados, acaso casi perdidos. Espero que no me llames agorero pero déjame decírtelo, ten cuidado no sea que tantas cosas buenas te vayan a hacer bajar la guardia.

Trabaja duro, lucha, disfruta mientras tanto y, cuando haya cosas que no salgan, piensa en la espiral de la que te hablaron y no detengas un camino por un tropezón. ¡Suerte, amigo!

3 comentarios:

Akicage dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
maraña dijo...

Carpe Diem o, lo que es lo mismo, amordaza al agorero.
Besos

Viky dijo...

Estoy con Chiki: ahora. Ahora está todo bien ¡disfruta! quizás mañana esté todo aún o mejor o no; pero medir probabilidades solo sirve para perderse este momento precioso e irrepetible que es ahora.
Besos a los dos.